6 muertos y 300 infectados por coronavirus

Wuhan, la ciudad central de China donde se detectó el virus por primera vez, anunció el martes una serie de nuevas medidas, incluida la cancelación de las próximas celebraciones del Año Nuevo Lunar, que se espera atraigan a cientos de miles de personas.

Se ha prohibido a las agencias de viajes sacar grupos de Wuhan y se aumentará la cantidad de monitores térmicos y áreas de detección en los espacios públicos. La policía de tránsito también realizará controles puntuales en vehículos privados que entran y salen de la ciudad para buscar aves de corral vivas o animales salvajes, después de que el virus se vinculó a un mercado de mariscos y animales vivos, según un informe del medio de comunicación estatal People’s Daily, que cita la Comisión Municipal de Salud de Wuhan.

Sin embargo, ahora existen temores de que los esfuerzos para contenerlo lleguen demasiado tarde, obstaculizados por una burocracia china de lento movimiento que no logró establecer las medidas suficientes a tiempo.

Aunque las infecciones se detectaron por primera vez en Wuhan a mediados de diciembre, las áreas de detección de temperatura infrarroja no se instalaron en los aeropuertos y estaciones de la ciudad hasta el 14 de enero, según los medios estatales.

El martes, la Comisión Nacional de Salud de China anunció que había recibido 291 casos confirmados del coronavirus de Wuhan, con 77 nuevos casos reportados el 20 de enero.

Según la Comisión Nacional de Salud, se identificó a pacientes con el virus en la provincia de Hubei – donde se encuentra Wuhan- (270 casos); Beijing (cinco casos); Provincia de Guangdong (14 casos), y Shanghai (dos casos). También se han reportado casos sospechosos en las provincias de Yunnan, Sichuan, Guangxi y Shandong.

La cifra de muertos se elevó a seis la noche del martes, después de que la Comisión Municipal de Salud de Wuhan confirmara que un hombre de 66 años y una mujer de 48 años fallecieron el 20 de enero.

Añadió que 60 nuevos casos fueron confirmados a última hora del lunes en la ciudad de Wuhan, donde un menor de 15 años es la persona más joven que ha sido infectada.