EL ASILO QUE LE SALVO LA VIDA A EVO MORALES

Evo Morales, expresidente de Bolivia, llegó la mañana de este martes a territorio mexicano.

Fue recibido por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en el hangar de la Sedena, antiguo hangar presidencial, desde donde dieron un mensaje a medios.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el canciller mexicano narró la travesía que pasó el avión de la Fuerza Aérea Mexicana que recogió a Morales para su traslado a territorio mexicano y reveló que fue complicado conseguir la autorización de autoridades bolivianas para utilizar el espacio aéreo. “Ha sido como un periplo por diferentes espacios y decisiones políticas”.

“El día de ayer recibimos la comunicación por parte de Evo Morales de aceptar el ofrecimiento de asilo. La ruta que se eligió fue a través de Lima, Perú, se pidió autorización del país, se nos otorgó, (la aeronave) bajó como primer punto de contacto, ahí tuvo que esperar porque para poder conseguir las autorizaciones correspondientes en Bolivia, ya se imaginarán, no está claro quién decide qué”, indicó.

“El día de ayer recibimos la comunicación por parte de Evo Morales de aceptar el ofrecimiento de asilo. La ruta que se eligió fue a través de Lima, Perú, se pidió autorización del país, se nos otorgó, (la aeronave) bajó como primer punto de contacto, ahí tuvo que esperar porque para poder conseguir las autorizaciones correspondientes en Bolivia, ya se imaginarán, no está claro quién decide qué”, indicó.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció el asilo que le concedió el gobierno de México, pues aseguró que éste le “salvó la vida”.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México… me salvó la vida, ¿por qué digo esto? El 9 de noviembre, sábado, cuando llegaba a la zona del trópico, un miembro del equipo de seguridad del Ejército me informó y me hizo leer mensajes, me comentó llamadas y pidió que le entregara a cambio de 50 mil dólares, un día antes de nuestra renuncia… por eso digo y estamos muy agradecidos, hermano canciller (Marcelo Ebrard): muchas gracias por salvarnos la vida“, resaltó en un mensaje a medios tras aterrizar en la Ciudad de México.