ENFERMEDADES AUTOINMUNES Y CANNABIS

Por Cristóbal Cortes

Existen enfermedades de carácter degenerativo que confunden al sistema inmunológico, aquél que nos protege, haciendo que éste ataque a los tejidos del organismo, pues los reconoce como a una amenaza. Estas enfermedades son conocidas como enfermedades autoinmunes. Entre las enfermedades autoinmunes más comunes encontramos las siguientes: Artritis reumatoide, Lupus eritematoso sistémico, Celiaquía, Síndrome de Sjögren, Polimialgia reumática, Esclerosis múltiple, Espondilitis anquilosante, Diabetes mellitus tipo 1, Alopecia areata, Vasculitis, entre otras.

Cuando escuchamos acerca del cannabis medicinal para tratar este tipo de enfermedades degenerativas pensamos en el valor analgésico y antiinflamatorio que posee. Valor que por el carácter doloroso constante de algunas de ellas tiene gran importancia por el hecho de representar la oportunidad de un descanso reparador para el paciente. Sin embargo, el cuerpo humano cuenta con un Sistema Endocannabinoide que se encarga de regular la actividad del sistema inmunológico.

El CBD (Cannabidiol), compuesto no psicoactivo de la mariguana, “a diferencia de los inmunosupresores convencionales, es capaz de disminuir la respuesta inmunitaria contra el propio organismo (autoinmunidad) sin afectar la respuesta ante las infecciones o procesos tumorales”.[1] El sistema inmunológico logra reconocer, por decirlo así, de nueva cuenta a sus tejidos y deja de atacarlos, pero esto no implica que, como en el caso del cáncer, deje de luchar contra la enfermedad. Además de esto, no se han documentado casos de daño hepático por consumo de CBD de forma medicinal, situación que con los corticoides, para aquellos que tenemos amigos o familiares con alguno de estos padecimientos, no sucede. Los daños secundarios al tracto digestivo en el caso de la medicina alópata muchas veces debe tratarse con más medicina, para aminorarse.

No hay estudios todavía que indiquen que el CBD por sí mismo sea capaz de luchar contra estas enfermedades, no se malentienda ni se malinterprete; sin embargo, los hay que nos dicen cómo puede el CBD complementar los tratamientos existentes. En el caso de los pacientes con Artritis reumatoide el efecto analgésico del CBD es de suma importancia ya que el problema en esta enfermedad es de índole inflamatoria, lo que conlleva ciertos grados de dolor que pueden variar dependiendo el avance de la enfermedad, desde lo mínimo hasta un dolor severo.

En Canadá, que hasta el momento es el mayor exportador de CBD del mundo gracias a las medidas optadas por su gobierno desde el 2001, se estima que un 36% del CBD de uso medicinal es para pacientes que padecen algún tipo de artritis.[2] Recordemos que en México recientemente se aprobó la Ley de muerte digna para pacientes terminales, la cual no es una ley que permita el suicidio asistido, como se pudiera pensar en primera instancia, sino una ley que garantiza los cuidados paliativos para los pacientes terminales por parte del Estado. El CBD, en este caso, permitiría tratarlos de una manera digna y con un medicamentos producidos dentro del país, lo cual aminoraría los costos y daría realce al plano de la investigación en el entorno médico. Pareciera haber tantas posibilidades en una sola planta de carácter milenario por descubrir que podrían ubicar a México a la vanguardia en Medicina, también. 

[1]https://www.fundacion-canna.es/cannabis-en-el-tratamiento-de-las-enfermedades-reumaticas

[2] https://www.sativida.es/pages/cbd-y-artritis